Admiración por una Gran Persona que además fue nuestro Alcalde

Trabajé en el COOB 92, en el Departamento de Logística de Materiales gran parte por el entusiamo que me transmitió nuestro alcalde D.Pasqual Maragall, al verlo hablar en televisión con su carisma y entusiamo para transformar una ciudad, la nuestra, en todo un acontecimiento.

No me arrepiento para nada de la gran experiencia vivida, los Juegos Olímpicos de Barcelona, que como se dijo, fueron los mejores de la historia.

Nuestra Barcelona era una fiesta de día y de noche, con los ciudadanos y turistas por todas partes, se les veía contentos y felices de compartir unos juegos y disfrutaron plenamente de Barcelona, gracias a todos los proyectos que se realizaron, transformaron una ciudad en una bonita y fantástica población.

Trabajamos duramente pero valió la pena, sin apenas dormir, jornadas de muchas horas para estar todo en su sitio esos días. Todo ello fue posible por los grandes profesionales y nuestro querido Alcalde que visualizó una Barcelona cosmopolita y moderna.
Gracias